Sistemas de riego

Innovación, resistencia y versatilidad

Fabrez es una empresa del sector de riegos agrícolas con una dilatada experiencia en el desarrollo, innovación e implementación de sistemas de elevada calidad. Tecnologías y materiales de última generación optimizan el uso del agua y garantizan la durabilidad de las instalaciones Fabrez.

Sus sistemas y materiales se caracterizan por la elevada resistencia a las inclemencias climatológicas, así como a otras condiciones adversas y al paso del tiempo.

La tecnología desarrollada en Fabrez se caracteriza por su versatilidad y adaptación a las necesidades específicas de cada instalación según las características de los terrenos y las exigencias de los cultivos a los que van destinados.

El riego, como proceso básico de la producción agrícola, tiene en Fabrez al más experimentado y competitivo aliado para el máximo rendimiento. Y todo ello con el respaldo de un equipo profesional altamente cualificado.

Fabrez tiene su sede en Madrid (España). Goza de una amplia y prestigiosa presencia en el campo español y viene desarrollando una creciente actividad exportadora para toda Latinoamérica y el Caribe.

Sistema de Pivots

Todos los materiales utilizados son 100% galvanizados en caliente para soportar las inclemencias del tiempo.

Diseñado con el objetivo de ser lo más versátil posible, este sistema cuenta con gran adaptabilidad de altura, movimientos y velocidades en función de la superficie a regar, del cultivo y del tiempo disponible.


Ver ficha

Sistema de Riego por Aspersion

Se trata de un sistema modular compuesto de tuberías de polietileno de alta densidad en dos capas y pensado para evitar el recalentamiento solar.

Las piezas plásticas de acoplamiento cuentan con un tratamiento protector a la radiación UV y los componentes metálicos están dotados de tratamiento por galvanización en caliente.


Ver ficha

Enrolladores

Son sistemas móviles y transportables, con amplias posibilidades de adaptación a las necesidades del cliente gracias a las diferentes gamas de modelos, que permite su utilización tanto en grandes como en pequeñas superficies.

Todos los elementos mecánicos del sistema están tratados contra la corrosión garantizando de este modo una gran durabilidad.


Ver ficha

Sistemas de Riego por Goteo

Fabrez incorpora un 2-3% de negro de carbono en la fabricación de tuberías para protegerlas de la acción del sol y garantizar una larga duración a la intemperie.

Además, Fabrez ha conseguido una sólida reputación por las cualidades de sus sistemas de riego soterrado Nuevo producto Terram que permiten que el agua llegue directamente a las raíces, evitando el despilfarro y facilitando el uso racional del riego.

Nuevo sistema Terram

Es un sistema de riego por goteo subterráneo, formado por una tubería emisora que cuenta en su interior con un gotero autocompensante, antisucción y autolimpiante especialmente diseñado para trabajar en las condiciones de una instalación bajo tierra.

A diferencia del sistema de riego por goteo convencional, Terram cuenta con un proceso de instalación mecanizado, mediante el cual se introduce la tubería en el terreno a la profundidad deseada, dependiendo de la localización del sistema radicular del cultivo. Para esta labor se requiere de un tractor equipado con un topo adaptado para introducir la tubería bajo tierra en una sola pasada.

Ver ficha

Terram se adapta a cada cultivo y terreno, se fabrica en tuberías de 16 y 20 mm de diámetro, variando las distancias entre gotero entre 30 y 150 centímetros con caudales de 2 y 4 litros/h.


Exito

El éxito de Terram radica en un doble sistema de protección:

Por un lado la antisucción, por la que se evita la entrada de partículas del suelo en el interior del emisor, eliminando la posibilidad de obturación de los goteros.

Por otro lado, el repelente raíz, que mediante la incorporación de un producto químico en el material plástico del gotero, forma una capa protectora alrededor del mismo y evita así el taponamiento de los emisores por la raíz en busca de humedad.


Calidad

Terram está sometido a un control de calidad exhaustivo durante su fabricación, además de seguir un riguroso proceso de producción que detecta cualquier incidencia en el sistema.

El producto Terram sigue un control de calidad y se expone a los test de control más rigurosos, superando los estándares en todas las pruebas.


Ventajas

Las razones para el uso del Terram son innumerables:

  1. Mejora de las cosechas.
  2. Gracias al sistema Terram se produce un aumento en calidad y/o cantidad de la cosecha debido al incremento en la eficiencia del riego y la fertilización, ya que esta herramienta permite situar el agua y los nutrientes donde realmente lo necesita la planta.
  3. Evita la proliferación de malas hierbas. Al mantener seca la superficie del suelo impedirá la germinación de semillas superficiales de hierbas, con la consiguiente reducción en la necesidad de uso de herbicidas.
  4. Eficiencia en el consumo de agua. Al no tener evaporación, ni escurrimiento superficial, se logra la máxima optimización del uso del agua.
  5. No se producen daños ocasionados por animales.
  6. La maquinaria agrícola puede circular libremente en el campo sin dañar el sistema.
  7. Evita daños provocados por incidencias meteorológicas y, en especial, ciclones. A la par que se produce un aumento de la vida útil por una menor exposición a la radiación ultravioleta y condiciones climáticas extremas, lo que prolongará la vida de los tubos por muchos años.
  8. Puede ser utilizado en aguas residuales y recicladas con seguridad, sin contacto entre el agua y los trabajadores o las plantas.
  9. Favorece el control de enfermedades, al mantener la superficie del suelo seca reducirá drásticamente enfermedades alentadas por la humedad entre el follaje y el suelo.
  10. Ideal para espacios verdes al evitar el vandalismo y robos, ya que no está a la vista.
  11. Ideal para cultivos de campo ya que no hay necesidad de extender y recoger los laterales cada temporada. El enterramiento a suficiente profundidad permitirá los laboreos de superficie necesarios.

Por todo ello, los sistemas Terram constituyen una eficiente inversion que se rentabiliza a corto plazo.